Romanos en la actual CARM

En el año 201 antes de nuestra era, una vez que Escipión y Aníbal acuerdan los términos de la rendición de Carthago y así finaliza la Segunda Guerra Púnica, se inicia un proceso de romanización que destaca en la ciudad de Carthago Nova (Cartagena) y se extiende a distintas zonas de la actual Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

 

En este periodo, el puerto de Carthago Nova se convierte en una próspera ensenada bañada por las aguas del desaparecido Mar de Mandarache, a la que arribaban naves procedentes de todos los rincones del Mediterráneo Occidental y desde el que se exportaban grandes cantidades de plata, esparto, salazones, garum y vino. Comienza entonces la transformación de las poblaciones indígenas existentes para integrarlas en la nueva organización impuesta por Roma, ya sea por procesos de continuidad o de ruptura violenta de los poblados preexistentes. En los yacimientos de Cartagena, Lorca, Begastri (Cehegín), Bolvax (Cieza) y Los Villaricos (Mula), se comprueba el proceso de continuidad, pero en los yacimientos de Coimbra del Barranco Ancho (Jumilla) y Los Nietos (Cartagena), se comprueba que la llegada de los romanos provoca la destrucción de los poblados ibéricos que habían adquirido una gran importancia en siglos previos. En el Santuario de La Encarnación (Caravaca), el Santuario de la Luz (Murcia) y los Baños Romanos de Fortuna, los romanos transformaron los asentamientos siguiendo los patrones inspirados en la arquitectura religiosa romana.

 

A partir de la época tardorrepublicana (siglos II a I antes de nuestra era) y altoimperial (siglos I y II de nuestra era) se consolida la vertebración de todo el territorio a través de una compleja red viaria que comunicaba los centros urbanos con la multitud de asentamientos industriales y de carácter agrícola que se generalizan con la dominación romana en la región.

 

En época romana y hasta el siglo I de nuestra era, la explotación de las minas de plata y plomo alcanza su máximo esplendor en las sierras mineras de Cartagena y La Unión, proliferando los pozos, galerías de extracción y diversas instalaciones metalúrgicas. Como testigos de esta actividad, permanecen las zonas mineras de Cabezo Agudo y Los Beatos (Cartagena), Coto Fortuna (Mazarrón) y diversas instalaciones metalúrgicas en Villa del Paturro (Cartagena), Loma de Herrerías y Finca Petén (Mazarrón).

 

Durante la época del emperador Augusto, decae la actividad minera y algunas de sus instalaciones se reciclan en industrias de salazón, como se comprueba en  la Villa de las Mateas y la Villa del Paturro. La abundancia en sus aguas de especies como el bonito, la melva, el atún rojo, así como la caballa o scomber, de la cual toma su nombre la isla de Escombreras, unido a la existencia de una amplia llanura abierta al Mar Menor, facilitó el desarrollo de las explotaciones salineras, favoreciendo la producción y comercialización del garum y los salazones, siendo una de las más cotizadas de su época. Toda esta actividad se expone en la Factoría de Salazones (Mazarrón). En cuanto a la explotación agrícola, aunque inicialmente las pequeñas granjas agropecuarias se caracterizaban por una arquitectura nativa y eran explotadas por la población local, a partir de la época del emperador Augusto, se extienden los patrones estructurales romanos en el interior, como puede comprobarse en la Villa de Villaricos (Mula) y en la Villa de la Quintilla (Lorca).

 

 

Haciendo clic en las siguientes imágenes puedes visitar la sección de patrimonio arqueológico de la romanización en el sitio web de Región de Murcia Digital y los distintos Museos de la región de Murcia, dos buenos recursos que te ayudarán si estás pensando en visitar la región para disfrutar de su patrimonio.

 

Patrimonio Arqueológico de la Romanización

Museos de la Región de Murcia

Recomendar esta página en:

Volver al Inicio de la Web

Herramientas Educativas

Restos Romanos en Cartagena

Ven a Conocer Cartagena

Contacta con Senado Romano

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Copyright 2015-2017 | Senado Romano, Fiestas de Carthagineses y Romanos. Diseño Web realizado por Néstor Jorge Giuliodoro Molinaro - Dipah DiDd | Webmaster/actualizaciones - David José Alonso García